15 fotos:

LA PARROQUIA CANUTO. Se encuentra ubicada:

Al Norte: Con la Zona Urbana del Cantón Chone
Al Sur: Con el Cantón Bolívar.
Al Este: Con la parroquia Membrillo y Cantón Pichincha
Al Oeste: Con la parroquia Bachillero y San Antonio del Peludo.
Esta conformada por 30 comunidades Educativas Religiosas. Y Sitios

HISTORIA DE CANUTO.- Esta historia es de gran contenido, tanto por su magnitud y por los acontecimientos más sobresalientes que se han podido registrar en la vida parroquial de Canuto.

La cual comienza con la venida de los pueblos del sur de Manabí a estas tierras, los mismos que necesitaban volcar sus fuerzas materiales en la posesión de nuevos y mejores lugares. Dicha ocupación fue ejecutada en su totalidad por el esfuerzo privado de los hombres de "Pichota", cuyas características primitivas junto con la mezcla de sus colonizadores, los hacían merecedores de grandes hazañas heredadas de sus ancestros: "Heroísmo de Raza".

Como esta historia tiene raíces de la "Ciudad Blanca de los Campanarios": Rocafuerte, cantón manabita de donde provinieron nuestros colonizadores, es importante por ello conocer parte de la procedencia de sus pobladores. La historia narra, que tribus indígenas provenientes de la sierra, y más tarde ganaderos de otras comarcas, llegaron a poblar lo que hoy es Rocafuerte, atraídos por la fertilidad de esta tierra; comunidad a la que llamaron Pichota. Seguramente el origen de este nombre, fue en homenaje al Jefe de la Tribu, el cual se cree que la guió por el río Chota, y se llamaba así. Se dice que este nombre se desprende de las voces indígenas cayapas Pi, que significa agua de laguna, y Chota que quiere decir llanura; razón que traducida significa que en la época invernal el valle de Rocafuerte queda como un verdadero lago con islas, que no son más que pequeñas fincas o terrenos altos.

Muchos dicen que nuestro colonizador llegó a lo que hoy es Canuto, persiguiendo una vaca. Lo cierto es que los hombres y mujeres de Rocafuerte eran fervientes católicos y deseosos de conseguir riquezas, para sus sustentos personales y las de sus familias. Por la inhospitalidad en aquellos tiempos de las tierras canútense, que eran desafiantes ante la espesa montaña y aún con dificultades, logran colonizarlas. El primero en establecer su llegada a Canuto fue el señor Francisco Zambrano Velásquez, quien desde su arribo, se asentó a orillas del río hasta en lo que hoy es la calle "La Florida"; su estadía solo correspondía a los meses de verano y a partir del mes de diciembre partía a su lugar de procedencia, pues el invierno de aquellos tiempos no prestaba la debida seguridad del caso, para que tanto humanos como animales, permanecieran en estas tierras.

Al frente de los colonizadores, además de Francisco Zambrano Velásquez, estuvieron con él valientes hombres como: Cirilo Alcívar, Los Vera, Los Zambrano, Los Cólicos, José Alcívar Chica, Miguel Mendoza, Manuel del Carmen Mendoza, José V. Mendoza, familia Bravo, Benigno Viteri, Rosendo Santos, Ignacio Estrada, José Mercedes Cevallos, Los Rodríguez y San Lucas; los mismos que eran procedentes de Rocafuerte, Charapotó, Portoviejo, Montecristi y Jipijapa. Permanecían solo en época de verano y en tiempo de invierno retornaban a su lugar de procedencia.

Al comienzo todo fue una incesante lucha tanto con los pastizales como con los animales salvajes. Sus primeras habitaciones eran muy sencillas y las utilizaban solo para descansar del largo viaje que realizaban, pues en aquel entonces era totalmente dificultoso para los pobladores del sur dirigirse a nuestras tierras del norte manabita. Posteriormente hacen que su estadía sea más frecuente y deciden pasar una temporada invernal y así cerciorarse de los estragos que esta producía.

A medida que caen las aguas, se va conceptualizando sobre los estragos del invierno en Canuto; con la apreciación de que el río salía rápidamente de su cause ante los continuos aguaceros, por la poca profundidad del mismo y por lo cual se debía el deslizamiento incesante de las aguas en todos los sentidos, a la vez que aumentaba su caudal conforme se prolongaba la tempestad.

Al darse cuenta de que estaban exponiéndose al peligro, se idean la forma de salir; es así como emprendieron la recolección de maderas flotantes como transporte de navegación. Una vez construidas unas pequeñas balsas de los materiales recolectados, se enrumbaron buscando salvación llegando al borde de las colinas. Aquí emprenden la construcción de nuevas viviendas para protegerse del agua y de las inclemencias de la naturaleza. A medida que avanzan los tiempos, los inviernos decaen y hace posible que los colonizadores fijen su residencia y son testigos hasta de soportar una año de verdadera sequía y a causa de esta, la llegada de nuevos pobladores.

A raíz de la época de sequía don Francisco Zambrano Velásquez comienza la construcción de su "Hacienda La Florida", considerada una de las mejores casas de la provincia, tanto por su armadura como por su magnífica vistosidad; contaba de los mejores materiales de esa época, cuyas habitaciones eran tipo Inglés. Su interior y exterior eran muy bien decorados, en especial su parte interna, ilustrada de las mejores pinturas al óleo de aquellos tiempos, con una altura aproximada de 200cm. cada una.

"Hacienda La Florida", en honor al florecimiento de estas tierras, la misma que duró hasta el año 1942 época en que se destruyó por un movimiento sísmico. A este inmueble se le consideró "Casa Señorial" por ser la vivienda del colonizador canútense, hombre de grandes modales e ideales; también por constituirse en el principio de vida y origen de nuestra Parroquia y quizás el primer nombre de la misma.

La primera calle de Canuto lleva este nombre:"La Florida", donde en su parte central se encontraba la tradicional Plaza de los Pueblos de origen Español; posteriormente se hace la apertura de la calle Atahualpa, la misma que debe su nacimiento a un desbordamiento del río Canuto cuyas aguas se dirigían hacia abajo en grandes correntadas, originando el nuevo camino. Razones por las cuales se puede deducir que todas las calles tienen su historial puesto que llevan el nombre de colonizadores o el memorial de algún acontecimiento, entre las cuales tenemos: La Córdova, Ricaurte, Bolívar, Vargas Torres, Manabí, Sucre, Ayacucho, General Páez, Pichincha, Tarqui, De la Torre, Línea Férrea y Jaime Roldós.