Cuando los españoles llegaron a nuestras costas, en el siglo XVI, encontraron varios señoríos o cacicazgos, se mostraron admirados por la forma de navegar en las grandes balsas, incluso con viento en contra, maniobra que no podía realizar las naves españolas: Nuestros antepasados lucían lujosas vestimentas, ricamente ornamentales. Consumían productos del mar y de la tierra, su dieta era balanceada. Algunos lugares de asentamiento se convirtieron en ciudades (Jocay, hoy Manta) o comunas muy organizadas bajo el dominio de un cacique. Cuentan los cronistas sobre el Señor de Salangone (actual Salango) que tenía dominio en esta región y comerciaba con otras partes de la costa del Pacífico.

Estos datos devienen de dos fuentes confiables: La primera, de los documentos redactados por los CRONISTAS DE INDIAS, personas designadas por las autoridades españolas para recoger datos sobre América o simples voluntarios e investigadores. La gran mayoría de estos documentos se encuentran en el ARCHIVO REAL DE SEVILLA, en España. Y la segunda, proviene de las investigaciones antropológicas y excavaciones arqueológicas realizadas por ecuatorianos y extranjeros desde 1950.

Julio Estrada Ycaza en el libro;
- ANDANZAS DE CIEZA POR TIERRAS AMERICANAS, (Guayaquil, 1987) descubre que Cieza de León no visitó todos los lugares que describe en su crónicas. Se limitó a escribir lo que otros cronistas.

La palabra chonana aparece en el capítulo LV: - Muchos indios de los Huancavilcas sirven a los españoles vecinos de esta ciudad de Santiago de Guayaquil; y sin ellos, están en su comarca y jurisdicción los pueblos de Yacual, Colonche, Chinduy, Chongón, Daule, CHONANA y muchos otros.

La palabra CHONOS aparece varias veces en Las Crónicas de Cieza, aunque él nunca se enteró de ellos. En su época ya había abundancia de material informativo sobre los chonos: Diego de Trujillo (1571) los mencionó como enemigos de los indios de la isla de Puná. Lizarraga trata más profundamente sobre esta enemistad. Alonso de Borregón (1565) contó que en la isla de Puná, - Guainacaba apresó algunos señores de los chonos y guancabelicas y los hizo matar. Cabello Balboa (1586 relató como al regresar Tupa Ynga de su mítica expedición oceánica, los Cuzcos - sujetaron los Huancavilcas y Chonos. Antes de seguir a Túmbez, y Benzoni escribiría sobre el río Chono a cuya ribera se edificó Guayaquil en su último traslado.

Rodrígo de Vargas (1574) en la pregunta trece de su probanza se refiere a los "chonos del río" como belicosos y guerreros.

Diego de Urbina le escribió al rey en mayo 1 de 1543 sobre "las provincias de los chonos". Interesa también la tasa de los indios de Paya. Del virrey Toledo (1578) donde se habla de una ropa de algodón de la que llaman chone.

Nadie puede hablar de fronteras culturales definidas. La evidencia arqueológica nos muestra que el pueblo CHONO es lo que conocemos como cultura MILAGRO QUEVEDO que moraban en la cuenca del río Daule y parte de la península de Santa Elena, de la que descienden las etnias CAYAPA y COLORADO que habitan los territorios de Esmeraldas y Pichincha en la actualidad.

Investigación realizada por: Boris L. Zambrano Cabrera.